El sector audiovisual catalán denuncia los agravios por parte de la CCMA